VCM (Volumen corpuscular medio) ¿que indica?

Globulos rojos - VCM
El Volumen Corpuscular Medio (VCM) es el volumen promedio de los glóbulos rojos o eritrocitos, expresado en femtolitros (fl).
Para calcularlo se debe dividir el hematocrito (HCT) entre la cantidad de glóbulos rojos (GR) y el resultado multiplicarlo por 10 para poder ser expresado en fl. Quedando: VCM= (HCT/GR)*10
Los valores de referencia varían entre hombres y mujeres, pero pueden considerarse de 80-100 fl como un rango aceptable para ambos.
 Conociendo el tamaño medio de los eritrocitos se puede catalogar los eritrocitos en 3 categorías de acuerdo a su tamaño (por cálculo y observación en el frotis sanguíneo):
  • Normocítico: de tamaño normal, dentro de los valores de referencia.
  • Microcítico: los glóbulos rojos tienden a ser mas pequeños de lo normal (<80 fl)
  • Macrocíticos: son eritrocitos grandes (>100 fl)

Esta descripción en conjunto con los otros índices hematimétricos orienta en el diagnóstico de anemias. Sin embargo, si analizamos solo el VCM se puede demostrar que el paciente sufre de algún tipo de anemia carencial: la insuficiencia de hierro cursa con microcitosis. La macrocitosis, se observa en casos insuficiencia de vitamina B12 y ácido fólico. En pacientes con alcoholismo crónico también se puede encontrar macrocitosis

Descargar en .PDF

¿Es una infección urinaria?

Muestra de orina

Una infección urinaria es bastante común, sobretodo en lugares donde no exista una buena cultura de aseo o no estén dadas las condiciones o también responden a causas genéticas o incluso, la ropa que se usa. El hecho es que cuando hay ciertos signos y síntomas, el paciente recolecta una muestra de orina y la lleva al laboratorio para hacer un examen general de orina.

Luego de las respectivas preguntas al paciente, el procedimiento analítico y finalmente reporte de resultados ¿como analizamos los datos obtenidos y podemos determinar si estamos frente a una infección urinaria?

Principalmente por tener leucocitos (8-10 o más por campo de 40x) y la presencia de bacterias de moderadas a abundantes podríamos estar en presencia de una infección. Es muy importante que estos datos se crucen con la clínica del paciente para confirmarlo. Si se tiene acceso al reporte hematológico mucho mejor, para  verificar el contaje leucocitario que en infecciones moderadas a severas pueden encontrarse elevados,  también es importante observar la neutrofilia que puede ser absoluta o relativa.  sobretodo cuando es una infección incipiente y existen  síntomas o están empezando a manifestarse.

Se debe mencionar la  existencia de los casos de bacteriuria asintomática, que en las pacientes embarazadas llega a ser frecuente y  donde se observan bacterias moderadas a abundantes, sin presencia significativa de leucocitos, y clinicamente, sin sintomatología aparente, esto es resultado de cambios en fisiológicos propios del embarazo, por lo que no puede catalogarse como una infección.

La recomendación que podemos dar luego del diagnóstico en el laboratorio de una infección urinaria es realizar el cultivo de la misma para determinar la bacteria causante y la terapia antibiótica más eficaz que será indicada por el personal médico correspondiente.

Descargar en .PDF

El Femtolitro en hematología

Un femtolitro (fL o fl) es la millonésima parte de una milmillonésima de litro o lo que es igual a 0,000000000000001 L o expresado con notación científica 10-15.
Es una unidad de medida de volumen y como tal puede ser utilizada en el laboratorio clínico. Con esta unidad expresamos el tamaño promedio de los glóbulos rojos; a esto se le conoce como Volumen Corpuscular Medio (VCM).
Descargar en .PDF

Sangre en la tira de orina

A veces nos encontramos con un a muestra de orina color rojo y asumimos (por lógica) que vamos a encontrar muchos glóbulos rojos en el estudio microscópico. Al observar la tira de orina, esta reporta que hay presencia de sangre pero en el microscópico no observamos ningún glóbulo rojo. Esto no significa que la tira este mala, significa que lo reportado es hemoglobina libre, ya que los eritrocitos se destruyeron.

Caso contrario, una orina aparentemente normal que marca sangre en la tira de orina y se observan abundantes (>10 por campo de 40x) glóbulos rojos al microscopio. Hay que recordar que en este caso hay que realizar el recuento de eritrocitos para hacer el índice de dimorfismo eritrocitario.

En ambos casos hay que tener muy en cuenta algo: como funciona la tira de orina que se está usando. Algunas reportan solo la presencia de hemoglobina libre, otras lo hacen y a la vez indican la presencia de glóbulos rojos. De cualquier manera, hay que revisar cada inserto para verificar el fundamento.

Descargar en .PDF

Mantenimiento en el laboratorio.

Tener una jornada laboral en armonía y sin problemas es una de las metas del día a día en el trabajo de laboratorio; sin embargo nos encontramos con pequeños inconvenientes que entorpecen nuestro compromiso con el paciente. En esta ocasión hablaremos de la falta de mantenimiento (básico por lo menos) en los equipos que se utilizan. No por esto debemos minimizar otros inconvenientes que puedan presentarse, por ejemplo el mal uso de algunos instrumentos de trabajo (de nuestra parte o de otros), no haber preparado debidamente la batea de trabajo, no tener los instrumentos de trabajo necesarios a la mano o las fallas eléctricas.

Como bioanalistas o laboratoristas, nos apoyamos en los equipos para realizar nuestro trabajo, es por esto que hay que tenerlos siempre en óptimas condiciones. Es indispensable entender que al trabajar con ellos debamos conocerlos a fondo y no simplemente saber apretar un botón para que funcionen. El mantenimiento preventivo es sumamente importante y no cuesta mucho hacerlo parte de la rutina de trabajo (semanal al menos) para evitar males mayores. A veces solo con limpiar el equipo externamente contribuimos a su vida útil. En los manuales estan escritas las instrucciones para poder mantenerlos siempre en las mejores condiciones y  su funcionamiento sea el mas confiable.

No son nada más los equipos que debemos tener en cuenta, comprobar las conexiones eléctricas para evitar futuros inconvenientes no está demás. La iluminación, que es sumamente importante en el área, la temperatura del lugar, en fin, debemos ser garantes de las condiciones idóneas para garantizar que se trabaja correctamente.

Ahora, el mantenimiento correctivo si debe hacerlo un personal calificado para tal fin. Por muy capaces que nos sintamos para reparar algo, debemos recordar que cada equipo fue diseñado bajo estrictas condiciones de precisión que podríamos perturbar al realizar alguna acción en ellos, queriéndolo o sin querer.

Para finalizar, una pregunta: ¿que mantenimiento le haces a tus equipos?

 

Gracias Mauro Guerra por la idea principal y parte del texto.

 

Descargar en .PDF